Radiografía del hombre light

Muy bueno

Ideas para vivir mejor

gggggggEsta semana le voy a ceder mi turno a Enrique Rojas, un destacado psiquiatra español que ha escrito un gran libro, el hombre light, del que saqué un resumen que adjunto.

 “He descrito en este capítulo al hombre light: formado básicamente de estos cuatro elementos: hedonismo, permisividad, consumismo y relativismo. Un individuo así tiene un

mal pronóstico, pues está rebajado casi al nivel de objeto y transita por la vida con una existencia sin valores. Se fundamenta en la exaltación del momento, y el aumento de

la superficialidad; una existencia donde la apariencia externa es más importante que lo que hay dentro. Traído y llevado y tiranizado por los estímulos exteriores, a los que se entrega y con

los que pretende alcanzar la felicidad. Y todo cogido por los hilos finamente entrelazados del materialismo.

 ¿Cómo podrá un ser así superar los traumas, las frustraciones y todas las dificultades…

View original post 835 more words

En Tus Palabras

En autoría y voz de una querida compañera, colega y amiga.

Una canción con la que me identifiqué demasiado, y ha sido causa de mis últimas reflexiones y proyecciones al pasado.

 

En Tus Palabras

 

Me quedaré en la nostalgia de los días sin ti

En la agonía de la soledad

Entre las horas que no pude vivir

 

Me quedaré como una hoja que el viento arrancó

Y ese te quiero que se me escapó

Como el pensar de noche y día sin ti

 

Me quedaré en tus palabras

En tantas frases q nunca dijiste

En el dolor de haberte visto partir

En cada sueño que dejé tras de ti

 

En tus palabras

Que irán conmigo a donde quiera que vaya

Tu corazón que late con el mío

Es una lágrima que el tiempo ha perdido

Y ahí es donde estaré

 

Me quedaré siempre esperando volver hacia ti

Entretejiendo las horas de gris

Y deshojando melodías cansadas

 

Me quedaré con tu mirada y el cielo sin luz

Con tanto amor y tu silencio azul

Contigo siempre aunque no pueda decirlo

 

Me quedaré, me quedaré con tus palabras

En tantas cartas que jamás entregaste

En una amarga y dulce despedida

En cada instante oscuro de la vida

 

Con tus palabras

Que van conmigo a donde quiera que vaya

Tantos consejos y mi admiración

En el instante en que dijimos adiós

 

En tus palabras

En tantas frases que nunca dijiste

En el dolor de haberte visto partir

En cada sueño que dejé tras de mi

 

Con tus palabras

Que van conmigo a donde quiera que vaya

Tu corazón que late como el mío

Es una lágrima que el tiempo ha perdido

 

Dentro de mí siempre te llevaré

Ahí es donde estaré

Un año más

Toda mi familia se reunió en un evento, una “posada”. Pasamos un momento agradable al ver que los pequeños se divertían con una de las tradiciones que se han ido perdiendo en nuestro país, y que año con año el sindicato de telefonistas organiza para sus integrantes y familias. Más diversión para nosotros el hecho de que el coro al que pertenezco fue invitado para amenizar con villancicos, y todos pudieron quedarse a lo que se tenía planeado, incluyendo la cena. Todo transcurrió en 4 horas y media aproximadamente, partimos del lugar para trasladarnos a la casa de uno de mis hermanos ya que ese día había una pelea de boxeo y todos deseábamos verla, incluso habíamos planeado algo para comer y beber durante la transmisión. Una vez terminada la pelea, con resultado favorable para el mexicano, discutimos acerca de qué hacer este año, si era pertinente o no hacer modificaciones, y la fecha. La plática concluyó después de una hora, y ya de madrugada, cada familia regresó a su casa.

Diciembre 17 de 2012 fue la fecha designada para regresar al Hospital General Fresnillo y poder realizar una labor tan subestimada, pero que los que contribuimos hacemos con tanto agrado, seriedad y dedicación. Se acordó llevar 500 tamales, 400 piezas de pan dulce, una vaporera de café y otra de ponche, más la cantidad de juguetes que resultaran ese mismo día en la relación de pacientes pediátricos.

Desde mi perspectiva, el día transcurrió así: por la mañana mi hermano llamó a trabajo social del hospital y pidió la información de pacientes pediátricos, tardaron media hora en dársela y él me entregó la lista. Había 11 niñas y 9 niños, así que pedí a una amiga que me acompañara a comprar los juguetes, nos entretuvimos un rato en ello, pero salimos de la tienda con todo cubierto. Llevé a mi amiga a su casa, después de una gran plática con ella. Llegué donde mi madre, comencé a quitar precios y a etiquetar para quién iba el juguete, al igual, con los que llevé de sobra, previniendo las altas e ingresos que hayan ocurrido en el transcurso del día.

Regresé a casa y a una hora adecuada puse al fuego la vaporera de ponche para que, cuando llegaran por mí, estuviera caliente y pudiera llegar con temperatura suficiente al hospital. Así, se dieron las 6:30pm y llegaron por mí, acomodamos todo en la camioneta y fuimos al encuentro con el resto de mi familia. A las 7:15pm arribamos al hospital, y comenzamos a instalar lo necesario. Usamos dos camionetas como soportes para una lona, llevamos sillas, una mesa grande y algunos utensilios.

Image

10 adultos más 4 niños estuvimos presentes, y cada quien hacía algo distinto. Me tocó ir a trabajo social para que vocearan que estábamos afuera ofreciendo el refrigerio, y para que me dieran permiso de pasar a entregar los juguetes a los niños. Dentro del hospital nos encontrábamos 3 personas solamente y así pasamos con todos los encamados a explicar nuestras razones de estar ahí, y decirles que si aceptaban lo que le llevábamos. Como ya era época de frío, no sorprende ya que más de la mitad de los internados tuvieran problemas respiratorios. Sin embargo, lo que aún si sorprende es ver a un niño con tan mal estado general, y que al llegar un juguete a sus manos, se anima demasiado y hasta se atreve a hablar, te ofrece una sonrisa y se pone a jugar de inmediato. Eso es algo que provoca en mí algo que nunca podré explicar con certeza, simplemente quiero continuar haciéndolo.

Después de salir vimos que aún había gente formada así que llegué a relevar a mi cuñada, el refrigerio consistía en dos tamales, una pieza de pan dulce y un vaso de ponche ó café, con su respectivo tenedor y servilleta. Una vez que la gente ya no acudió, cenamos nosotros con el sobrante, que no era mucho. Guardamos todo, juntamos la basura, estuvimos ahí media hora aproximadamente solo platicando, y posteriormente nos retiramos del lugar, cada quién para su casa. Así terminó lo que venimos haciendo ya 4 años.

Image

Solo puedo decir que quiero continuar, y si es posible, extender la iniciativa a otros lugares, con más personas. Si bien, se necesita invertir algo de dinero para hacer lo que nosotros, también se puede con algo más barato, y a los pacientes llevarles risoterapia, un cuento, anécdotas, más cosas. Propondré esto en mi escuela, y, con suerte, podrá realizarse en el Hospital General Zacatecas que, tiene más gente que Fresnillo en las mismas condiciones.

Que Tengas Suertecita

Un día normal para mí, una invitación sin trascendencia

Un día especial para ti, una causa perfecta para pelear

Espera, vamos a platicar…

Pequeña impaciente, causa de mi insomnio, aún dueña de mi amor

Pequeña impaciente, me has vencido con tu rencor

Entre nunca y siempre

Nombre que nunca pronunciarás, el mío.
Melodía que nunca bailaremos, la nuestra.
Caricia que nunca sentiré sobre mi cuerpo, la de tus manos.
Sonrisa que nunca encenderá mi alma, la que no salga de tus labios.
Mirada que nunca encenderá mi corazón, la que no venga de tus ojos.

Pero… siempre seré quien clama tu nombre en silencio, el que en sueños será dueño de tu amor.
Seré siempre la interrogante en tu cabeza cuando te sientes observada.
Seré siempre el que está en el fondo de la escena buscando tu mirada.
Seré aquel enamorado que se pierde en la inmensidad de tus brillantes ojos

Esta historia se escribe entre nunca y siempre; así mientras el tiempo sigue pasando, el tiempo que sigo sin ti

Un capítulo más

            Eso fue lo peor, creo que nunca había imaginado ese escenario en mi mente, tal vez no quería hacerlo por miedo a todo lo que comenzaría a contemplar. Ayer el día fue fugaz, como si el destino se apiadara de mí y provocara su rápida culminación.

            Un día antes había puesto mi esfuerzo y dedicación en algo para ti, porque quería que supieras que aún estoy para ti, quería que los recuerdos reprimidos regresaran y pudieras sentir el fantasma del ayer. Mi objetivo fallaría, pero logré permanecer en el plan, y al fin lo pude llevar a cabo. Menos de 4 minutos destinados a ello, con un abrazo que se sintió tan distante, un beso nulo, pero con cierta predisposición a no verme a los ojos y desviar tu atención hacia otra cosa hasta que las circunstancias exigieran tu partida.

            Deseo saber cuál fue tu reacción al leer aquello que hice para ti, si fue para bien o para mal, y si lo conservarás o simplemente será botado a la basura. Hoy estoy seguro que me viste, y como siempre, me evitaste, tus amigos me observan, lo sé, como espías y a la vez guardias que no permiten nuestro encuentro. Cuando menos lo imaginé ahí estabas frente a mí, y no pude hacer algo, no me atreví, quizás por cobarde o simplemente por no desarrollar lo que he procesado últimamente, el hecho de que pienses esto es obsesión; así, no hice algo, pero mi acompañante me informó sobre lo que escuchó, y con eso no sé si estoy triste, preocupado o enojado, que en realidad esto último son celos.

            Mi acompañante me dijo algo corto, sus pocas frases, las cuales imaginé. Mi concepción de alguien más tocándote, sintiendo esa fragilidad que alguna vez cuidé tanto, de experimentar tus besos, tu calor y disfrutar tu dulce aroma fue una como bomba que me mató por un instante.

            En momentos como este quisiera parar, resignarme, pero en realidad tengo nada que perder, solo espero llevar un ritmo, aguantar los días o semanas que sigan, y ser suficientemente fuerte para asimilar el resultado, sea cual sea. Aún así, sé que la esperanza no ha muerto, ni la dulce obsesión de hacerte daño.

Odio, impotencia y deseo

Ya no sé en realidad qué busco,

Este juego es tan cruel y divertido

Que simplemente no puedo parar,

Quiero llegar al final definitivo de la historia

 

Los pensamientos son extraños últimamente

Me dicen que te haga tanto daño

Hacerte sufrir es fácil porque sé que puedo

Pero aún queda algo en mí que dice “no”

 

Si me propongo ser tu pesadilla sé que lo lograré

Es una dulce obsesión que mezcla el odio con el deseo

Me encanta hartarte e imaginar que estás a mi lado

De esa manera pienso que no abandono tu mente

 

Mi decisión inmediata era buenísima, un plan casi infalible

Para mi desgracia creo que encontré el porqué de tu actuar

Querías ser libre y tal vez sí pensabas en mi bienestar

En realidad no sé si me interesa, siento lo mismo que ayer

 

Quiero descubrir con eso qué pasará mañana

Porque en realidad tengo nada que perder

Como bien sé no hubo ayer, no hay hoy

Si no hay mañana, las cosas no cambiarán

 

El precio de mis errores es incalculable

Sé que mis acciones fueron terribles

Pero incluso a ti te han perdonado

¿Por qué no puedes perdonar?

 

Hago una y otra cosa para recuperar la confianza

Contigo logro nada y nada más

Mientras con los demás la relación avanza

Terminaré teniendo solo su confianza

 

Me dices una cosa la cual doy por hecho

En la práctica no se nota y estoy desecho

Felicitaciones, lo has logrado satisfactoriamente

Nadie ha jugado a tal grado con mi mente

 

Sé que tienes la idea errónea

Pero si quieres la puedo cumplir

A petición del público el artista cede

Encantado estaré de ser un mal sueño

Oh sorpresa, soy de verdad

Tu peor pesadilla hecha realidad

 

Dein Alptraum

Encontré esto hace unos días, me encantó, tal vez sea mi respuesta.

Du hast erstmal genug von der Liebe
Du glaubst, du brauchst jetzt keinen Mann
Du erinnerst dich noch zu genau
Wie das mit dem letzten begann

Die Männer, die dich lieben
Brauchen starke Nerven
Die Männer, die dich kriegen
Müssen sich dir unterwerfen

Doch jetzt komme ich! Ich bin dein Alptraum!
Sie sagen, ich sei böse und schlecht und sie haben recht
Jetzt komme ich! Ich bin dein Alptraum!
Du hast jetzt Zeit für mich – ob du willst oder nicht

Du bist sehr gut gebaut
Bist klug und hast Sexappeal
Doch die Schlaffis aus der Disco
Bringen dir nicht viel

Die Männer, die dich liebten
Waren reich und hatten Macht
Doch die Männer, die es bei dir versiebten
Schafften es nur drei mal pro Nacht

Doch jetzt komme ich! Ich bin dein Alptraum!….

Du brauchst jetzt mal wieder `nen Mann
Der dich hält, wenn du mal weinst
Du brauchst jetzt mal wieder `nen Mann
Der es ehrlich mit dir meint

Ja, die Männer, die dich liebten
Waren zärtlich oder gemein
Doch der Mann aus deinem Alptraum
Der kann beides sein

Ja, jetzt komme ich! Ich bin Dein Alptraum…

El árbol de los amigos

Este semestre llevo la materia Psicología Médica y la doctora nos encargó una autobiografía, aún no comienzo a escribirla, pero nos dio algunos puntos a tratar en ella. Uno de ellos es las relaciones de amistad, y no encontraba algo para poder expresar ese punto de la manera adecuada; eché un vistazo en la Internet y encontré esto, lo quiero compartir.

 

Existen personas en nuestras vidas que nos hacen felices
por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino.
Algunas recorren el camino a nuestro lado, viendo muchas lunas pasar,
mas otras apenas vemos entre un paso y otro.
A todas las llamamos amigos y hay muchas clases de ellos.

Tal vez cada hoja de un árbol caracteriza uno de nuestros amigos.
El primero que nace del brote es nuestro amigo papá y nuestra amiga mamá,
que nos muestran lo que es la vida.
Después vienen los amigos hermanos,
con quienes dividimos nuestro espacio para que puedan florecer como nosotros.
Pasamos a conocer a toda la familia de hojas a quienes respetamos y deseamos el bien.

Mas el destino nos presenta a otros amigos,
los cuales no sabíamos que irían a cruzarse en nuestro camino.
A muchos de ellos los denominamos amigos del alma, de corazón.
Son sinceros, son verdaderos.
Saben cuando no estamos bien, saben lo que nos hace feliz.

Y a veces uno de esos amigos del alma estalla en nuestro corazón
y entonces es llamado un amigo enamorado.
Ese da brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, saltos a nuestros pies.
También hay de aquellos amigos por un tiempo,
tal vez unas vacaciones o unos días o unas horas.
Ellos acostumbran a colocar muchas sonrisas en nuestro rostro,
durante el tiempo que estamos cerca.

Hablando de cerca, no podemos olvidar a amigos distantes,
aquellos que están en la punta de las ramas
y que cuando el viento sopla siempre aparecen entre una hoja y otra.
El tiempo pasa, el verano se va, el otoño se aproxima

y perdemos algunas de nuestras hojas, algunas nacen en otro verano

y otras permanecen por muchas estaciones.
Pero lo que nos deja más felices es que las que cayeron continúan cerca,
alimentando nuestra raíz con alegría.
Son recuerdos de momentos maravillosos de cuando se cruzaron en nuestro camino.

Simplemente cada persona que pasa en nuestra vida es única.
Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros.

Habrá los que se llevarán mucho,
pero no habrán de los que no nos dejarán nada.
Esta es la mayor responsabilidad de nuestra vida
y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

 

Por último, haciendo énfasis en la última frase, comparto una que, olvidando el conocimiento científico, me tocó el corazón, me la dijo uno de mis hermanos, uno de mis mejores amigos hace un par de semanas “el que tiene un verdadero amigo, puede afirmar que tiene dos almas”. Creo que no tengo dos almas, tengo la dicha de decir que tengo más aún.

El fin justifica los medios

            Inicia cuarto semestre, lo normal y adecuado es nueva carga de materias, ésta está diseñada para consumir el tiempo disponible de los alumnos, y que podamos rendir en todas y cada una de ellas, con el mayor aprendizaje posible; obviamente, los alumnos debemos poner empeño y tomar nuestras responsabilidades primero, distracciones y cosas varias después.

            El semestre pasado tuve un enfoque hacia lo que debía hacer, y a muchos de los compañeros no les pareció mi actitud, admito que soy perfeccionista, y a veces, me enojaba y hacía las cosas por mi cuenta con tal de no provocar más peleas y de darles lo que querían, una vida escolar cómoda. Admito que soy perfeccionista, y esto también es malo a veces, pero cumplí lo que me propuse: los últimos días me dediqué por completo a la escuela, hasta que me sintiera seguro de que aprobaría el semestre.

            Hoy hubo un tipo caos con muchas personas de los 4 grupos que llevamos la carga de materias similar, y creo seguirá así toda la semana. Algunos reprobaron Histopatología, otros Introducción a la Clínica Médica, y algunos más Fisiopatología. Tienen la opción de recursar la materia pero no se acomodan sus horarios para llevar una, dos o más; piensan abrir un grupo nuevo sólo de repetidores por las tardes o los sábados. En lo personal no sé si puedan sacar adelante el semestre con las materias agregadas, espero que sí.

            Todos con quienes el semestre anterior tuve alguna discusión por las responsabilidades, equipos, actitudes y hasta problemas de amistad, pertenecen a alguno de esos grupos que necesitan recursar alguna materia. Esto me pone a pensar, que en aquellos días cuando mi actitud cambió fue para bien, y ellos eran los que simplemente no se prestaban a tomar enserio el trabajo. A final de cuentas “el fin justifica los medios”.